Valóranos

EL NUEVO TRIMARÁN BAJAMAR EXPRESS PRIMA LA ACCESIBILIDAD PARA GARANTIZAR LA AUTONOMÍA Y COMODIDAD DEL PASAJE

22/09/2020 | Fred. Olsen Express
  • La naviera ha invertido en la implementación de elementos accesibles en su nuevo buque con el objetivo de mejorar la calidad del servicio en cada uno de los trayectos
  • Fred. Olsen Express fue galardonada en 2018 con el reconocimiento por su Accesibilidad Integral en los Premios de Arquitectura Accesible de Sinpromi

 

Aparcamientos junto a rampa accesible

El nuevo buque de Fred. Olsen Express, el trimarán Bajamar Express, ha adaptado su diseño y espacios para garantizar la autonomía y facilitar aún más el acceso y la comodidad de todos sus pasajeros. Para ello, durante la construcción del barco la naviera invirtió en un diseño y medidas específicas encaminados a facilitar la independencia de sus usuarios, adaptándose a las últimas directrices en materia de accesibilidad, un esfuerzo que ha permitido mejorar la calidad del servicio en cada uno de los trayectos.

Este esfuerzo de la compañía por mejorar la accesibilidad de sus barcos se ha traducido en la implementación en su nuevo trimarán, el Bajamar Express, en numerosos elementos orientados a favorecer la autonomía del pasaje.

Fred. Olsen Express fue la naviera pionera en el transporte marítimo de pasajeros en las Islas Canarias en materia de accesibilidad. De hecho, en el año 2018 fue galardonada con el reconocimiento en la categoría de Accesibilidad Integral de los Premios de Arquitectura Accesible de Sinpromi, la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad del Cabildo de Tenerife, en la categoría de Proyecto de Accesibilidad.

El Bajamar Express dispone de taquillas más bajas para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida. Además, en el interior del garaje existen plazas específicas, reservadas y señalizadas, para que las personas con movilidad reducida puedan acceder de forma autónoma al barco, junto al resto del pasaje. Para ello, la naviera ha incrementado tanto el tamaño de las plazas como de sus áreas de acceso, siendo más amplias y cómodas respecto a otros barcos de la compañía.

La inclinación, el ancho y el pavimento de las rampas también han sido diseñados para adaptarse a las últimas recomendaciones establecidas por la normativa de accesibilidad en medios de transporte. En cuanto al pavimento antideslizante, tanto en seco como mojado, se encuentra presente en todo el buque. También la colocación de pletinas para evitar tropiezos en los desniveles es otro de los elementos implementados en el Bajamar Express para favorecer la autonomía de cada uno de los pasajeros.

Asimismo, para mejorar la comodidad de los pasajeros con discapacidad visual la compañía ha evitado obstáculos y desniveles que dificulten la circulación a bordo y, además, se han provisto de contrastes los límites entre los suelos y las superficies laterales, así como entre los diferentes espacios y pasillos. De igual manera, se han incluido superficies podotáctiles para señalizar los descansillos de las escaleras, único desnivel que podrán encontrar a bordo.

Por otro lado, las zonas de butacas cuentan con asientos adaptados y asientos estándar, evitando áreas residuales para las personas con movilidad reducida. Las zonas de cafetería también disponen de asientos adaptados o con posibilidad de mesa. Del mismo modo, en las diferentes acomodaciones del Bajamar Express existen anclajes para las sillas de ruedas y espacios habilitados con sujeción específica para evitar que estas se dañen durante la travesía.

Fred. Olsen Express ha diseñado los aseos del nuevo barco, señalizados con el Símbolo Internacional de Accesibilidad (SIA), bajo premisas de accesibilidad. El acceso a los mismos cuenta con la anchura necesaria para facilitar la entrada y salida a los mismos y los inodoros cuentan con barras abatibles y una altura también accesible. Los elementos habituales en los aseos como el mando o las jaboneras también son fácilmente alcanzables desde una silla de ruedas, al igual que el dispositivo de emergencia.

En materia de discapacidad auditiva, el Bajamar Express cuenta con bucles magnéticos, un novedoso sistema a bordo de una embarcación, que facilita la comunicación entre la tripulación y las personas usuarias de audífonos o implante coclear al reducir el ruido de fondo para mejorar la inteligibilidad de la conversación. La naviera ha implementado esta herramienta en todas las cafeterías y tiendas del buque, para favorecer la comunicación con las personas con discapacidad auditiva. Un sistema que beneficia, de igual forma, a las personas mayores que, sin discapacidad reconocida, tienen dificultades auditivas.

Por otro lado, en el nuevo trimarán de Fred. Olsen Express los servicios de uso común, como los enchufes y los cambiadores de bebés, son más accesibles gracias a su ubicación y altura. Por su parte, la información y contenidos de interés en el servicio de entretenimiento a bordo, el OnBoard Club, también se ha dotado de mayor accesibilidad, ya que los pasajeros pueden acceder a él a través de sus dispositivos y utilizar las herramientas o aplicaciones necesarias para disfrutar de una experiencia adaptada a cada viajero.

Medidas implementadas a partir de la experiencia del pasaje

Fred. Olsen Express ha puesto en marcha en el Bajamar Express diferentes mejoras que han sido sugeridas por su comunidad de pasajeros. Unas mejoras resultado de la labor de escucha activa que la naviera lleva a cabo para conocer las inquietudes y experiencia de sus usuarios, a través de sus encuestas de satisfacción, así como de los comentarios recibidos mediante los diferentes canales de comunicación con la compañía.

Sumado a los elementos relativos a la accesibilidad, el nuevo trimarán de la naviera ha implementado cambios en su iluminación, estabilidad y ubicación de las jaulas de mascotas.